Blog Post Redes sociales para emprender; y aprender


Ene

27

2015

Redes sociales para emprender; y aprender

redes socialesEn un contexto como el actual, las empresas operan en entornos globalizados, muy cambiantes y competitivos y con una rápida evolución tecnológica. Todo ello hace necesario que estas sepan adaptarse adecuadamente a los cambios para poder dar salida a sus productos o servicios y no descolgarse del sistema, lo que les llevaría irremediablemente a una pérdida de competitividad, cuota de mercado y por ende su desaparición o mínima existencia

Así pues, es fundamental que las empresas dispongan de mecanismos que puedan analizar su entorno, comprender lo que necesitan sus clientes, atender a las novedades tecnológicas que se producen, etc y todo ello al objeto de no solo su éxito como empresa, sino su propia supervivencia.

En este contexto es fundamental que los emprendedores y PYMEs tengan una formación adecuada y actualizada. Por un lado las pymes disponen de diferentes planes formativos, dentro del Subsistema de Formación para el Empleo, tanto para los trabajadores por cuenta ajena como autónomos. Por su parte, los servicios públicos de empleo autonómicos, ayuntamientos, Cámaras de Comercio, asociaciones empresariales, etc ofrecen diversos cursos en diferentes áreas orientados a emprendedores y empresas en funcionamiento.

Por otro lado, los escenarios en los que se mueven las empresas generalmente evolucionan más rápido que los planes formativos por lo que se hace necesario complementar esa formación continua con instrumentos ágiles que faciliten información así como soluciones a problemas que necesitan de una rápida respuesta.

Durante los últimos años la configuración de muchas empresas españolas ha ido cambiando, en cierta medida consecuencia de la crisis económica del momento, hacia nuevos modelos de gestión con estructuras más horizontales donde PYMEs y profesionales con intereses comunes se interrelacionan y colaboran para ofrecer servicios de alto valor añadido. En este sentido, metodologías basadas en modelos de aprendizaje informal complementan otros modelos de aprendizaje y son especialmente apropiadas y válidas para satisfacer las necesidades formativas de este tipo de empresas tan dinámicas. Me estoy refiriendo concretamente a las redes sociales utilizadas en entornos corporativos, donde en principio, cualquier red social con una buena metodología pedagógica podría servir.

Este mes hemos visto cómo Facebook, con su plataforma Facebook at Work, se ha orientado al cliente corporativo; en este artículo publicado en Techcrunch nos dan algunas claves de cómo funciona el servicio. También existen otras redes sociales ya consolidadas orientadas al mundo corporativo como pueden ser Yammer, Zincro o Slack, entre otras. Muypimes hace un repaso muy interesante sobre estas herramientas.

Por su parte, Enrique Dans, hablaba recientemente en su blog sobre “Empresas que aprenden” haciendo referencia a la importancia del conocimiento que fluye de la colaboración en redes sociales corporativas y “el impacto de la circulación de contenido”.

Andrew McAfee, académico de la Universidad de Harvard, define a las empresas que utilizan las redes sociales para comunicarse dentro de la propia empresa, con otras empresas, sus socios o clientes como “Enterpirse 2.0” y resume las ideas que giran en torno a ese concepto con el acrónimo SLATES: Search, Links, Authoring, Tag, Extensions y Signals.

Para Ibermática, la aplicación de estrategias 2.0 por parte de las empresas ofrece diferentes ventajas:

  • Incremento de la colaboración de los grupos de interés
  • Incremento de la creación y difusión del conocimiento tácito y, por tanto, el aprendizaje informal.
  • Incremento de la creación de conocimiento explícito.
  • Incremento de la productividad e innovación.
  • Atracción y retención de los grupos de interés de la Generación del milenio (millennials , los nacidos a partir de 1980)
  • Creación de una cultura de apertura e inclusión.
  • Ayuda a reducir el gap cultural corporativo, al descubrir y reutilizar el conocimiento oculto.

Por todo ello, es muy probable que las empresas dejen de ver a las redes sociales solo como una herramienta de marketing o fidelización de clientes sino también como una herramienta para gestionar el conocimiento, transmitir la cultura empresarial, favorecer el aprendizaje entre los distintos integrantes de la cadena de valor (empresa, proveedores y clientes), colaborar con otros profesionales, etc.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies