Blog Post La gasolina y las comidas en el autónomo.


feb

21

2014

La gasolina y las comidas en el autónomo.

gasolinadentroOtra pregunta recurrente en nuestro consultorio:  Soy un emprendedor en estimación directa ¿Me puedo deducir la gasolina? ¿Y las comidas?.

Y la respuesta como casi siempre es:  Depende. ¿De qué depende?.

Pues bien, en el caso de la gasolina, su deducción como gasto en el IRPF depende del tipo de vehículo. Así si el vehículo es mixto destinado a transporte de mercancías, o industrial, el combustible será deducible en su totalidad como gasto, así como el IVA, en la medida que dicho consumo se corresponda con su utilización efectiva en la actividad en horas y días hábiles, no admitiendo la deducción del combustible por viajes producidos en horas o días inhábiles. Por lo tanto habrá que pedir dos facturas, una deducible y otra no deducible, o sobre una  factura deducir un porcentaje que elegiremos en función de la utilización profesional respecto a la privada.

 

Sin embargo, si el vehículo es de turismo, tendremos que probar que su utilización es exclusiva para la actividad si queremos deducir como gasto la gasolina o el gasoil, y es que en materia de IRPF no se admite la deducción de este gasto o de otros relacionados con vehículos turismo a no ser que éstos sean utilizados exclusivamente para la actividad al 100%. No se permite la convivencia entre la utilización profesional y privada y basta que se utilice  el vehículo para fines privados en sábado y domingo para que no se admita ningún tipo de deducción de combustible en materia de IRPF. Sin embargo de cara al IVA podrá ser deducible dicho combustible en un 50% de las cuotas soportadas. Señalar que determinados sectores como autoescuelas, representantes de comercio, etc, no están afectos a esta normativa pudiendo deducir como gasto el combustible en su totalidad, así como el IVA en la medida que dicho consumo se corresponda con su utilización efectiva en la actividad en horas y días hábiles.

 

No obstante  lo anterior, en el caso de vehículos turismo, no vemos mal algunas estrategias que pasan por deducir sobre la factura mensual de combustible, el 50% del IVA (lo cual es correcto) y un porcentaje liviano como gasto en el IRPF (De un 15 a un 20%) si somos a demostrar que a lo largo del mes hicimos viajes profesionales, ya que nos preguntamos, ¿ por qué se puede deducir un billete de autobús si justificamos el desplazamiento, y sin embargo no puedo deducir la gasolina consumida con mi vehículo, en un desplazamiento profesional que es perfectamente demostrable?. Todo con racionalidad y proporción puede ser justificado.

 

En cuanto a las comidas:

Si  hablamos de deducir comidas diarias en el municipio en el que vivimos, la respuesta es no.

Si hablamos de deducir comidas en días y horas inhábiles, la respuesta es no.

Si hablamos de deducir comidas relacionadas con un desplazamiento profesional debidamente justificado que no se extienda en el tiempo de forma muy prolongada, la respuesta es si.

Si hablamos de deducir macrocomidas (bodas, comuniones, bautizos, etc) la respuesta es no.

Si hablamos de deducir comidas suculentas con clientes, empleados o proveedores, la respuesta es si, si no abusamos.

 El autónomo intuye de antemano lo que sería deducible o no, se lo dice el sentido común, pero por si acaso está bien recordar una frase reiterada en las consultas vinculantes de la DGT, cuando hace referencia a lo qué es deducible y lo que no es deducible.

 

“Deberá tenerse en cuenta el importe individualizado de los gastos derivados de los desplazamientos, de manera que aquellos que sean excesivos o desmesurados, respecto de los que, con arreglo a los usos y costumbres………….. pues se trata de conceptos fronterizos entre los gastos exigidos por el desarrollo de la actividad y aquellos que vienen a cubrir necesidades particulares……………”

 

“Serán deducibles los gastos cuando estén vinculados o sean propios de la actividad desarrollada siempre que, además, queden convenientemente justificados y registrados en los libros-registro…………………. La vinculación deberá probarse por cualquiera de los medios de prueba generalmente admitidos en derecho”.

La mejor ley tributaria:  Sentido común, prudencia y moderación en lo dudoso.

ayudaemprende.com te asesora.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.