Blog Post El camino de la viabilidad IV. El presupuesto de cash.


May

10

2016

El camino de la viabilidad IV. El presupuesto de cash.

cashdentroEn el anterior capítulo abordamos el presupuesto de ingresos y gastos, la viabilidad pura.

Pero no se trata tan solo de ser rentables económicamente, también tenemos que saber el grado de liquidez con el que vamos a contar. Factor muy importante en las primeras etapas de la empresa.

Una vez que sabemos que los ingresos superan a los gastos, que el resultado económico satisface nuestras expectativas en favor de un autoempleo digno o de un proyecto empresarial con futuro, es el momento de analizar también la tesorería con la que vamos a contar.

Es conveniente recordar la diferencia entre ingresos y gastos respecto a los cobros y pagos.

Los Ingresos se corresponden con las ventas realizadas una vez facturadas y como dijimos en anteriores capítulos se computan en base imponible (sin IVA) a no ser que estemos en actividades con regímenes especiales de IVA, por ejemplo el recargo de equivalencia en cuyo caso las ventas se computan también con IVA incluido.

Los gastos se corresponden con las compras de mercaderías, servicios exteriores y otros costes empresariales (gastos de personal, amortizaciones, gastos financieros). También se computan en base imponible en el caso de las compras facturadas y servicios exteriores, a no ser que estemos en actividades con regímenes especiales de IVA en cuyo caso se computan también con IVA incluido.

Ambos conceptos ingresos y gastos tienen esencia contable y son los que componen el presupuesto de ingresos y gastos.

Sin embargo los cobros y los pagos tienen esencia monetaria, incorporan nuevos conceptos y atienden al flujo real y temporal de entradas y salidas efectivas de dinero, componiendo así el presupuesto de cash.

En el apartado de cobros se incluyen las ventas iva incluido, así como otro tipo de ingresos monetarios provenientes por ejemplo de entidades financieras, subvenciones o autofinanciación. Fijándose en el mes del cobro efectivo.

Es decir, una venta facturada en enero que se cobra en febrero, se fijará en el presupuesto de ingresos y gastos en enero pero en febrero en el presupuesto de cash.

Si por ejemplo en el primer mes de actividad ingresamos del banco un préstamo de 15.000 €, debe tener su reseña en el presupuesto de cash.

Y en el apartado de pagos se incluyen todo tipo de salidas efectivas de dinero debidas a los costes propios de la actividad (compras y servicios –iva incluido-, salarios, cuotas seguridad social, costes financieros, etc)  y con determinados matices.

Los pagos se fijan en el mes que se efectúan y por el importe de la salida real. Por ejemplo si la empresa hace frente a un préstamo con cuota mensual 1.000 € de los cuales 350 € corresponden a intereses y el resto a amortización de capital…. En el presupuesto de gastos aparecerán tan solo los 350 € en concepto de  gastos financieros, mientras que en el presupuesto de cash aparecerán los 1.000 € que es el desembolso mensual y total de la operación.

Otro capítulo importante a reseñar en materia de pagos es el relacionado con la adquisición de inmovilizado. En el presupuesto de gastos, el inmovilizado sólo aparece  en concepto de amortización.

Sin embargo si pagamos un ordenador por importe de 2.500 €, tendrá su reseña en el presupuesto de cash por dicho importe ya que constituye la salida efectiva de dinero y no su amortización que aparecerá en el presupuesto de gastos.

También en los pagos se tienen en cuenta los impuestos. Al computar ingresos y gastos por sus valores brutos, también tenemos que tener en cuenta los impuestos que se derivan de dichas operaciones. Por lo tanto tenemos que prever las liquidaciones trimestrales de IVA, Impuesto Sociedades, IRPF, retenciones………..etc y fijarlas en los meses de pago…….. generalmente abril, julio, octubre y enero.

El presupuesto de cash cumple dos funciones:

PRIMERO, nos da información sobre la liquidez del proyecto.

SEGUNDO, sirve como previsión de cobros y pagos.

Así, podrás visualizar en qué momentos del año puedes sufrir tensiones de tesorería que te obliguen a tomar medidas correctoras.

Tienes una propuesta de valor, has validado su aceptación en el mercado, has esquematizado el modelo de negocio, has hecho el presupuesto de ingresos y gastos, así como el presupuesto de cash…………y el pronóstico es favorable.

Ahora si…………. Es el momento de configurar una hoja de ruta, “el régimen constitucional de tu empresa”, tu plan operativo……………… El plan de negocio.

ayudaemprende.com con los proyectos viables.

  

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies