.oculto{display:none !important;} .page-id-3311 #video-3311-1_html5{width:100% !important; height:auto;}

Blog Post Contra el “manoseo” de la figura del emprendedor.


Mar

28

2014

Contra el “manoseo” de la figura del emprendedor.

manoseodentroAsistimos de forma cotidiana a un “manoseo” general de la figura del emprendedor tal si fuera el nuevo “aloe vera”.

Y además conformando un cliché del emprendedor equivocado, equiparándolo siempre al sector de las nuevas tecnologías, al I+D+I, a la exportación, cuando ésto no siempre es así.

Emprendedor es también el nuevo frutero, el nuevo hostelero, el nuevo comerciante online, el nuevo promotor de un gimnasio…………………etc ,  los de siempre también son emprendedores.

Nos molesta especialmente las campañas de las grandes compañias que en virtud de la famosa “Responsabilidad Social Corporativa” encargan a sus departamentos de márketing un elenco de becas, concursos, no se que cosas de discursos rápidos en ascensores que afectan a emprendedores con proyectos en terminología anglosajona. Y luego cuando uno “rasca”……… nada de nada.

Y en muchas ocasiones con la colaboración de las Instituciones Públicas que lavan así también su imagen política.

Una cosa es apoyar a los emprendedores y otra cosa son los espectáculos circenses.

Traemos hoy un artículo  de Jorge David Pérez publicado en la revista digital Zoom News el pasado 8 de julio y que habla precisamente de este tema. ayudaemprende.com corrobora cada uno de los renglones de dicho artículo.

El verdadero ‘concepto’ de emprender es desvirtuado por la burbuja del emprendimiento.

JOSÉ DAVID PÉREZ El emprendimiento ha recibido atributos insospechados hasta ahora. Desde encuestas donde se afirma que “previene la obesidad” hasta investigaciones que lo plantean como “una alternativa a la infelicidad” engrosan las bondades de esta práctica empresarial. El término está de moda. Muy de moda. Gobernantes y personalidades varias no dudan en aludir siempre con entusiasmo a esta actividad, en la que ya parece caber casi todo. Así, apoyar a los emprendedores o autodefinirse como tal parece dar un caché que no tiene réplica en el caso de la marca empresario. Ante este panorama, tal vez no esté de más preguntarse ¿qué es emprender verdaderamente?

El ideal de Silicon Valley

“El concepto emprender ha sido importado de Silicon Valley, pero a medias“, explica Óscar Fuente, director del canal de formación Open IEBS de la escuela de negocios IEBS. Con esta afirmación trata de significar cómo la acepción de emprendimiento utilizada generalmente omite ciertos aspectos y características, que también están presentes en el proceso de emprender, pero que no son tan lucidos. 

Emprendedores de portada

En la burbuja creada, el emprendedor también está siendo “demasiado manoseado”, apunta Fuente. Para el director de Open IEBS, resulta curiosa la insistencia en este término, ya que España es un país con un ecosistema del emprendimiento cuanto menos limitado, “aunque al menos así se conoce”, concede.Suárez habla directamente de “un desierto”, donde se pretenden cultivar emprendedores de golpe. “Pedir inmediatamente emprendedores a España es como pedirle violetas al desierto”, ya que hace tres años era un asunto ignorado, dice.Otra curiosidad de esta fiebre del emprendiemiento es la diferencia de reputación entre el emprendedor y el empresario, explica Fernando Zallo, director de Esade-Ban. Zallo incide en que la imagen de este profesional está siendo modelada por una serie de clichés, como la individualidad o el anteponer el valor de una buena idea, a la del esfuerzo o el trabajo en equipo. También se está generando lo que podría denominarse una doble realidad. Por una parte, están los emprendedores más conocidos, relacionados con el mundo de las tecnologías o el desarrollo de start-ups muy innovadoras (“cuatro nombres repetidos en todos los congresos”, según algunas fuentes). La otra cara es la de las personas que montan pequeños negocios y que, aportando un menor nivel de innovación, conforman la base del emprendimiento español.Esta división es corroborada desde la Unión de Asociaciones de Trabajadores Autónomos y Emprendedores (Uatae). María José Landaburu, secretaria general, asegura que el pilar fundamental del emprendimiento “no son los emprendedores más voceados, son personas que montan pequeñas empresas, y que con su esfuerzo y algo de suerte generan pequeños impactos positivos en la economía”.A esta dicotomía, Tania Menéndez, experta en comunicación y emprendimiento, añade la figura del emprendedor forzoso: trabajadores en paro que no ven otra alternativa para salir de su actual situación de desempleo. Sin embargo, a estos emprendedores les suelen faltar características propias de un emprendedor vocacional, como la ilusión por su proyecto, el componente de hacer algo nuevo y esa mirada creativa, subraya Menéndez.

Emprender, ¿admite definición?

La negativa es general: el emprendimiento no admite la reducción a un concepto o a una serie de clichés. Óscar Fuente insiste en que emprender “es algo personal; es hacer algo nuevo a tu manera”. Él mismo recuerda que cuando lo denominaron emprendedor no lo buscaba. Fernando Zallo reclama que si se conceptualiza, al menos se deberían valorar todas sus facetas, “sin llevar a engaños a quienes escuchen hablar de que es hora de emprender”. Alejandro Suárez va más allá. Cree que es “un valor universal”, que afecta a diversas áreas de la vida de una persona, y que “no acepta reducciones ni manipulaciones”.Tania Menéndez explica que el emprendedor responde a algunas características que “poco tienen que ver con la definición cool”, que tanto se escucha. Éstas van desde la lusión por el proyecto o el olfato necesario para ver una nueva oportunidad de negocio hasta la capacidad de hacerlo realidad, con dedicación y esfuerzo.

ayudaemprende.com está con el TIC, con el I+D+I, con el exportador pero también está con el futuro hostelero, industrial, constructor, comerciante y profesional de servicios, etc.

Con todos sin excepción y bajando a la arena.